Diego Ricol

¡NO TE LOS PIERDAS! Celebra los 54 años de historia beisbolística

Publicado el
¡NO TE LOS PIERDAS! Celebra los 54 años de historia beisbolística

[Diego Ricol Freyre] – Muchos expertos consideran que la historia de los Tiburones de La Guaira es una de las más ricas de la pelota venezolana. Este conjunto, que ya cuenta con 54 años de trayectoria y que no pierde la esperanza de volver a acariciar un título tras más de dos décadas de sequía, vivió su mejor momento en los ochenta, con su conocida Guerrilla.

Todo comenzó con la venta de un equipo por un bolívar. A comienzos de la década de los sesenta, el equipo Pampero fue vendido por el industrial Alejandro Hernández a su manager, quien en aquel entonces era José Antonio Casanova, el mismo hombre al que le debemos el origen del nombre Tiburones de La Guaira,

¡NO TE LOS PIERDAS! Celebra los 54 años de historia beisbolística

Con este título debutaron en el campeonato del año 62-63. Funcionaban bajo la compañía Deportivo del Litoral, empresa que estaba conformada por varios socios, entre ellos Pedro Padrón Panza, el que se convertiría en el presidente del club y además en el alma de este equipo, encargándose de tramitar los más importantes fichajes nacionales e internacionales.

Tres años luego de su debut, los Tiburones de La Guaira se hicieron con su primer campeonato. En esa oportunidad disputaron el título con los Leones del Caracas, derrotando a los melenudos en cinco juegos.

Luis Aparicio fue la primera estrella del club. El venezolano, único pelotero criollo hasta el momento en el Salón de la Fama de Cooperstown, fue de valiosa ayuda para Tiburones en la tarea de conseguir los dos títulos que atesoró en la década de los sesenta. Su espíritu de liderazgo lo hizo dirigir el equipo en el campeonato del 67-68, siendo aún jugador.

¡NO TE LOS PIERDAS! Celebra los 54 años de historia beisbolística

Para esta misma época, Pedro Padrón Panza ya había asumido la tarea de modernizar el béisbol, trayendo de nuevo la Serie del Caribe, demostrando su visión en la creación de esa segunda etapa del torneo continental, legado que se mantiene hasta la actualidad.

Padrón Panza también dotó a los Tiburones de La Guaira del primer club house completamente equipado al estilo de las Grandes Ligas, además de adquirir una unidad de transporte con todos los servicios para el traslado de sus peloteros.

La lista de grandes importados que vistieron el uniforme de La Guaira es larga, otro de los claros ejemplos de la gran tenacidad de Panza.

Ver fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − diez =