Diego Ricol Freyre 3 - ¡NO TE LO PIERDAS! La samba que define la alegría de Tiburones

¡NO TE LO PIERDAS! La samba que define la alegría de Tiburones

Publicada en

Existe la creencia de que la fanaticada de Tiburones de La Guaira es la más alegre de todo el béisbol nacional, y es que los escualos, ganen o pierdan, siempre han estado acompañados de un grupo optimista, alegre, fiestero, que impone su ritmo y le da ímpetu y música a cada juego: se trata de la samba de los Tiburones.

Los Tiburones de La Guaira no llegaban a una final de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional desde hace 25 años, debacle deportiva que de alguna manera está ligada a los problemas de salud de Padrón Panza, el líder de los escualos, y a la posterior tragedia de sus descendientes, durante el deslave de La Guaira.

Diego Ricol Freyre - Tiburones de la Guaira

Los fanáticos echaban de menos a La Guerrilla, la misma que en la temporada del 1985-1986 disputó por última vez una serie final, pero no morían las esperanzas, y la samba estaba ahí, en tribuna, para llenar de algarabía a los seguidores y a los peloteros, para cruzar los dedos y apostar a la suerte, a un milagro que acabara con tantos años de mala racha.

Fue en el mes de enero del año 2012 cuando regresaron las ilusiones para los jugadores escualos, que siempre cuentan con el apoyo de una de las aficiones más alegres de todo el béisbol venezolano. La larga sequía de títulos no mermó la esperanza de los fanáticos, por el contrario, la barra de Los Tiburones de La Guaira mantenía su compromiso y el amor por la camiseta de su novena.

Diego Ricol Freyre - Tiburones de la Guaira

Los cánticos, bailes y la algarabía son algunos de los estímulos que emplean los fanáticos del equipo litoralense para mantener a sus jugadores animados durante los partidos e incomodar a los jugadores contrarios, una tradición que viene desde la década de los ochenta, cuando Tiburones de La Guaira se metió al público en el bolsillo con el carisma de sus peloteros y de sus seguidores.

La samba es el ritmo que distingue a la fanaticada de La Guaira y está tan instaurada en la pelota nacional como el grito de “¡Allá viene el barco!” que caracteriza a los seguidores de Navegantes del Magallanes, o el rugido desde la cueva de los Leones del Caracas.

Por [Diego Ricol Freyre].

Ver fuente

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − Diez =