Diego Ricol: Último titulo campeón de los Tiburones de la Guaira

Diego Ricol: Último titulo campeón de los Tiburones de la Guaira

Publicada en Publicada en Diego Ricol

Los jugadores que otorgaron el ultimo titulo de Campeón a los Tiburones de la Guaira en el año 86.

Como la Guerrilla Tiburonica  se dio a conocer hace 32 años un grupo de jugadores del equipo Tiburones de la  Guaira con el propósito de mantener la corona  como el equipo campeón del béisbol venezolano, ya que tenían dos títulos en las últimas tres temporadas.

Fueron llamados así por tener un espíritu indomable en el terreno de juego y por su forma de jugar. Diego Ricol destaca que el talento de cada jugador, así como la dedicación que tenía cada uno en hacer bien las prácticas, pero sobre todo la gran defensa, hicieron que se conocieran como La Guerrilla.

Diego Ricol: Último titulo campeón de los Tiburones de la Guaira

Diego Ricol: Oswaldo Guillén y Luis Salazar

Jugadores de alta categoría eran la fuerza del equipo:

  • Luis Salazar.
  • Raúl Pérez Tovar.
  • Norman Carrasco.
  • Juan Francisco Monasterios.
  • Argenis Salazar.
  • Alfredo Pedrique.
  • Odell Jones.
  • Gustavo Polidor.
  • Oswaldo Guillén .

La unidad era el  fuerte del equipo aunque había varios shorts top de renombre como Guillén, Pedrique, Salazar, nunca hubo rivalidad entre ellos, realizaban un juego inteligente y en unión.

No podían estar todos los campo cortos a la vez en el terreno de juego, el manager José Martínez  hizo las  designaciones que creía  conveniente como alternar a Salazar y a Guillen en la posición seis, Pedrique cubrió la primera base y Polidor la tercera base; Guillén aceptó ser designado en cuatro ocasiones todo  fue para beneficio del equipo.

Los Tiburones tenían a uno de los mejores segunda base como lo era Norman Carrasco, también había un grupo de picheo en su mayoría importados como Odell Jones y Brian Clark, Luis Lunar formó parte de ese grupo de pitcheo. Oswaldo Guillén se convirtió en el alma del equipo y venía de ganar el premio del novato del año en la liga americana y  gracias a su carisma se supo ganar la confianza  del equipo y la  de los  aficionados.

El fuerte del equipo lo conformaba el cuadro de bateo encabezado por Alfredo Pedrique que, aunque no era jonronero, en los últimos  juegos de  esa temporada produjo seis imparables. La ofensiva de los Tiburones no era muy buena pero la compensaban con  velocidad y agresividad dentro del campo.

La fanaticada de los Tiburones de la Guaira, como Diego Ricol, sueña con que llegue otra  Guerrilla con Oswaldo Guillén a la cabeza para que el sueño de coronarse campeón en la temporada 2018-2019 sea una realidad y así volver a saborear el dulce sabor de la victoria.

Por Diego Ricol

Ver fuente

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 5 =